Lunes, 01 Febrero 2021 17:17

Testimonio del escultor Luis Romero

MENSAJE LEÍDO POR SU HERMANO RAMÓN ROMERO

Lunes, 1 de febrero de 2021

Tres meses de trabajo demandó a los responsables, bajo la dirección del artesano Luis Romero reparar la majestuosa obra de arte del Cristo de la Hermandad creado por el chileno Luis Jabín Sissara y llevarlo a su estado original.

La restauración del Cristo demandó una delicada tarea, un especial tratamiento para que perdure en el tiempo, el artesano Luis Romero utilizó en el madero fibra de vidrio por su durabilidad y la facilidad a la hora de su reparación. Articuló la escultura en tres puntos: brazos, piernas y cuerpo, para un mejor trabajo de reparación a futuro.

Luis Romero, junto a su hermano Ramón fueron los responsables de la restauración de la escultura, durante la misa del viernes 29 de enero, día de la entronización del Cristo de la Hermandad, Ramón Romero, leyó el testimonio de su hermano Luis Romero.

 

Testimonio del escultor Luis Romero

Autoridades presentes, ciudadanos de Itá Ibaté, público en general. En primer lugar quiero agradecer infinitamente la confianza que han puesto en mí y en el trabajo que realizo. En segundo lugar quiero compartir con cada uno de ustedes el orgullo y la emoción que significa la restauración del Cristo de la Hermandad.

Hoy la humanidad necesita más que nunca tener intacta la fe, ya que aún seguimos batallando contra el gran monstruo del coronavirus que invade cada rincón de nuestro mundo.

 

 

El Cristo de la Hermandad es una forma de esperanza en nuestros corazones porque es necesario que todos podamos encontrarnos con el otro. Es decir ser empáticos y responsables para cuidar a nuestros hermanos, ayudar desinteresadamente a quienes más los necesitan, pero por sobre todo expresar amor en cada acción cotidiana para que de esta forma podamos crear un ambiente mucho mejor.

Para finalizar quiero expresar mi profundo deseo de que este Cristo de la Hermandad esté presente en cada momento de nuestra vida, ayudándonos y protegiéndonos ante cualquier circunstancia.

 

  

 

Muchísimas gracias presbítero Víctor José Aranda, cura párroco de la parroquia Inmaculada Concepción de Itá Ibaté, al señor Walter Adrián Almirón intendente de la localidad y a la profesora licenciada Alicia Alfonzo, directora de Cultura y Educación de la municipalidad de Itá Ibaté.

 

 

 

Publicidad

yvy_vera
el refugio
dengue2
La Serena