Sábado, 15 Junio 2019 01:55

Homilía del padre Guillermo González en la fiesta patronal

SAN ANTONIO DE PADUA

Sábado, 15 de junio de 2019

La fiesta de San Antonio de Padua se vivió este jueves 13 de junio en la comunidad de Berón de Astrada, con presencia del vice gobernador Gustavo Canteros, el intendente Adrián Curi, autoridades provinciales y locales, invitados especiales.

Misa de las autoridades, homilía del párroco Presbítero Guillermo González

Hoy estamos aquí como devotos y peregrinos compartiendo una alegría de festejar a San Antonio. Seguramente el corazón de cada uno de ustedes tendrá algún agradecimiento que hacer, o alguna petición que realizar o bien solamente cumpliendo una promesa o compartiendo momentos tan especial que vive nuestra comunidad local al celebrar al santo patrono San Antonio de Padua.

Es por eso que nos reunimos en torno a aquel que dio sentido de luz y plenitud a la vida de Fernando, después llamado Antonio y que Jesucristo, a aquel que nos invita también compartir y vivir plenamente nuestra fe.

Cada bautizado está llamado a ser testigo y apóstol. Vemos cualificadamente en la persona de Antonio como él asume con toda responsabilidad esta invitación y esta propuesta de Jesús, este de ir de ciudad en ciudad, de pueblo en pueblo anunciando la palabra. Pero también viviendo de acuerdo a esos valores propuestos por el mismo Cristo.

Recordamos esa famosa frase acuñada por él. El gran peligro del cristiano es, decir que uno cree y no vivir de acuerdo con ella. Vemos en San Antonio la realización plena de esa frase, vivir de acuerdo a lo que se cree. Vivir conforme a la fe, vivir de acuerdo a la propuesta de Jesús.

Y por eso, es sin duda un ejemplo vigente aún después de tantos años de su vida y de su muerte. Aprender a descubrir cómo el cristiano, nosotros, heredero de su ejemplo, asumir sus virtudes, proclamar la palabra como él lo hacía. Tener la valentía suficiente de servir a Dios, sirviendo a los hermanos, esos gestos propios de amor, de compasión, de servicio. No puede menos que estar motivados por su gran amor a Jesús, especialmente en la eucaristía y a su madre, la santísima Virgen.

Es por eso que este año queremos de alguna manera enlazar esas dos realidades que tiene que ver con nuestra fiesta patronal y también por supuesto ya preparando la peregrinación. Por eso decíamos San Antonio tu amor a María, nos enseña a peregrinar.



En este día tan especial honrando a nuestro patrono, que hermoso que renovemos también por supuesto nuestro amor a Jesucristo, aquel a quien San Antonio amó y sirvió.

Jesús presente especialmente en los pobres, en los necesitados, aquel ejemplo que nos lleva buscar hacer algo por los que sufren y también, claro está, su devoción a María.

Vamos a pedirle al señor que nos regale el corazón amoroso, generoso, desinteresado, altruista, bondadoso que tuvo San Antonio, que nos contagie un poco su corazón, que nos contagie un poco su entrega, su amor, su devoción a María, su amor a la eucaristía, para que también nosotros podamos no solo tener la alegría de celebrarlo, sino especialmente la alegría de imitar sus ejemplos y virtudes.

Galería de imágenes en facebook: Homilía del padre Guillermo González en la fiesta patronal

Artículos relacionados (por etiqueta)

Publicidad

COVESA
La Serena
El Muelle Lateral
el refugio
yvy_vera